Contracciones posparto: ¿qué son y por qué ocurren? Acabas de dar a luz a un hermoso bebé y te estás adaptando a ser una nueva mamá cuando comienzas a sentir que estás de parto nuevamente.

No se asuste: experimentar contracciones después de dar a luz es completamente normal y es parte de su cuerpo que se está adaptando para no estar más embarazada.

Estas contracciones a menudo se sentirán como los dolores que experimentó al comienzo del trabajo de parto. Pero eso no significa que vayas a tener otro bebé, es simplemente la forma en que tu cuerpo ayuda a que tu útero se encoja y finalmente vuelva a su tamaño normal.

A menudo llamados dolores posparto, las contracciones que experimentas después de dar a luz también evitarán que pierdas demasiada sangre.

¿Por qué ocurren las contracciones posparto después del nacimiento?

Mientras estaba embarazada, su útero creció 25 veces más de lo normal para acomodar al bebé en crecimiento. Una vez que nace su bebé, no es seguro que su útero permanezca en este tamaño expandido, por lo que su cuerpo comienza un proceso natural conocido como involución.

Durante esta etapa de involución, su útero volverá a su tamaño (casi) normal, generalmente a las seis semanas de edad. Los dolores que experimenta son la sensación de que el útero se contrae y se encoge.

Estas contracciones posparto pueden ser incómodas, pero son una parte importante del proceso de curación y recuperación. Estos ayudan a eliminar los coágulos de sangre y comprimen los vasos sanguíneos para prevenir una hemorragia posparto.

A menudo se sienten como calambres menstruales y suelen empeorar si ya has dado a luz. Son más intensos en los primeros días después del parto y ocurren ya sea que haya tenido un parto vaginal o una cesárea.

Por lo general, encontrará que estas contracciones posparto comienzan a disminuir cuando su bebé tiene tres días. Si su dolor es realmente intenso o parece estar empeorando, hable con su partera o médico para que le aconseje.

¿Por qué mi dolor se siente peor durante la alimentación?

Si está amamantando, puede notar que estas contracciones o dolores posteriores se sienten más intensos. Esto se debe a que su útero es muy sensible a la hormona oxitocina, que su cuerpo libera durante la alimentación.

La oxitocina, a la que a menudo se hace referencia como la hormona del amor, estimula las contracciones uterinas, por lo que el dolor suele empeorar. Pero en el lado positivo, cuanto antes el útero vuelva al tamaño que debería tener, antes cesarán el dolor y la incomodidad.

¿Soy normal si no tengo dolor posterior?

No todas las nuevas mamás tendrán dolor, o puede ser tan leve que realmente no lo notes, especialmente si ya estás tomando analgésicos para recuperarte del parto.

Si no sientes estas contracciones, no significa que tu útero no se esté achicando: tu matrona controlará esto durante tus visitas posparto y notará que tu estómago se está achicando.

¿Cómo puedo aliviar el dolor de las contracciones después del parto?

Algunas mujeres encuentran que tomar paracetamol ayuda con los dolores posteriores, especialmente si se toma antes de amamantar.

Sin embargo, asegúrese de seguir las instrucciones de cualquier medicamento y tenga cuidado de no tomar demasiado.

Asegúrate de ir al baño regularmente. Sabemos que esas primeras gotas después de un parto vaginal pueden ser una experiencia intimidante, especialmente si necesita puntos, pero una vejiga llena puede evitar que el útero se contraiga.

La micción regular ayudará al útero a hacer su trabajo y reducirá las molestias.

También puede resultarle útil acostarse boca abajo con una almohada o una almohadilla térmica debajo del vientre.

Habrá pasado un tiempo desde que pudiste acostarte boca abajo, por lo que puede parecer un poco extraño al principio.

Masajear suavemente la parte inferior del estómago también puede ayudar a evitar esto si ha tenido una cesárea, ya que la cicatriz continuará sanando.

Levantar objetos y caminar también puede ayudar, al igual que los ejercicios de respiración.

Esperamos que esta información sobre Contracciones posparto haya sido de utilidad para ti, si te gusto comparte y no te pierdas más historias en El Blog del Bebé