Embarazo en 32 semanas: consejos, síntomas y qué esperar

¿Estás llegando al embarazo en 32 semanas? A las treinta y dos semanas de embarazo, su bebé está aumentando de peso. Es posible que se sienta olvidadizo y es hora de comenzar a planificar los aspectos prácticos del nacimiento.

Obtenga más información sobre lo que están haciendo su bebé y su cuerpo y los síntomas comunes a los que debe prestar atención a las 32 semanas de embarazo. Determinar cuántas semanas y meses de embarazo tiene puede ser difícil.

A las 32 semanas de embarazo, tiene alrededor de 8 meses de embarazo.

¿Cuánto mide mi bebé a las 32 semanas?

¿Recuerdas cuando tu bebé era del tamaño de un tilo pequeño? Las cosas definitivamente han cambiado ahora que se acerca el gran día: ahora tiene el tamaño de una piña. Pesa entre tres y media y cuatro libras y mide entre 15 y 17 pulgadas. ¡Ya casi es hora de que haga su gran aparición!

¿Qué está haciendo mi bebé a las 32 semanas?

Durante las últimas semanas del tiempo de su bebé en el útero, se trata de practicar para la vida fuera del útero. Practican esas habilidades tan importantes que necesitarán en la infancia, desde respirar y succionar hasta tragar y patear.

Tu bebé está más bonito que nunca, la grasa que se acumula bajo la piel le quita ese aspecto antes transparente: ahora son completamente opacos. El sistema digestivo también está listo para amamantar en tan solo unas pocas semanas.

Tienen las uñas de los pies, las uñas y el pelo completo: ¡guapísimos! Debido al crecimiento de su bebé, probablemente ahora se sienta un poco apretado. Es por eso que es posible que te sientas un poco menos bailando y un poco más agitado y retorciéndose.

Sin embargo, no se preocupe, su bebé todavía está súper cómodo e incluso ha vuelto a una posición acurrucada para una máxima comodidad. Pronto se moverán y se pondrán en posición de cabeza, listos para nacer. No te preocupes si aún no están acostados boca abajo, todavía hay tiempo para que tu pequeño se dé la vuelta.

bebe de 32 semanas

Síntomas comunes a las 32 semanas de embarazo

1. pechos cortos

El glamour del embarazo simplemente nunca termina.

Esta vez, es el turno de los senos cortos para causar estragos en tu cuerpo.

A medida que sus senos crecen en el tercer trimestre, es posible que comience a fluir un líquido amarillento llamado calostro, el precursor de la leche materna y la primera leche que probará su bebé.

Considere almohadillas de lactancia si la descarga se vuelve incómoda.

2. Dolor de espalda

En este punto, ganará alrededor de una libra por semana, la mitad de la cual irá directamente a su hijo. Ganará entre un tercio y la mitad de su peso al nacer durante las próximas siete semanas mientras se prepara para sobrevivir fuera del útero. Todos los cambios en su cuerpo podrían causarle dolor de espalda.

Si siente dolor en la parte inferior de la espalda, informe a su matrona de inmediato, ya que podría ser un signo de parto prematuro.

3. contracciones de Braxton Hicks

Su cuerpo también puede tratarlo con algo llamado contracciones de Braxton Hicks. Este pequeño dolor se confunde fácilmente con el comienzo del trabajo de parto, pero en realidad es un ensayo general para el gran día. Por lo general, no son demasiado dolorosos y no aparecen a intervalos regulares ni se acercan ni se sienten más fuertes con el tiempo.

Braxton Hicks son el endurecimiento del útero listo para el trabajo de parto, algunas mujeres los experimentan más que otras y pueden durar entre 15 segundos y dos minutos.

Braxton Hicks

Puedes saber si hay signos reales de trabajo de parto cambiando de posición: si las contracciones se detienen, no te preocupes, es solo Braxton Hicks.

Si se están volviendo más fuertes y más regulares, llame a su partera, ya que esto suele ser una señal de trabajo de parto.

4. quemaduras estomacales

Ahora que el útero se eleva junto al diafragma y ocupa tanto espacio en el estómago, es posible que experimente acidez estomacal o dificultad para respirar.

Dormir apoyado sobre almohadas o comer comidas más pequeñas puede ayudarlo a sentirse más cómodo.

5. Torpeza

Sin duda has experimentado la niebla del embarazo conocida como cerebro de bebé, cuando, gracias a tus encantadoras hormonas del embarazo, tu memoria está al menos algo comprometida, pero ¿qué pasa con la torpeza inducida por el bebé?

Debido a los cambios hormonales que debilitan sus articulaciones y ligamentos y el cambio en su centro de gravedad y el peso adicional, es posible que se encuentre chocando con cosas y tropezando mucho.

Así que aléjate de esos deslumbrantes tacones de aguja y zapatos planos tambaleantes: son zapatos cómodos hasta el final, o al menos hasta que nazca tu pequeño.

6. Reducción del apetito

No tiene mucho espacio en el estómago en estos días, por lo que no es sorprendente que pueda encontrar que su apetito se reduce. Trate de comer comidas pequeñas a intervalos regulares en lugar de comidas grandes.

7. Dificultades respiratorias

El crecimiento de su bebé ejerce presión sobre sus pulmones y limita su capacidad para recuperar el aliento. Recuerda no esforzarte y tómatelo con calma cuando sea posible.

8. pezones más oscuros

Nadie sabe exactamente por qué sucede esto, pero antes del nacimiento las areolas se ven más oscuras.

Esto puede ser para que el bebé pueda verlos más fácilmente cuando amamanta.

Qué hacer esta semana:

Hacer un plan: El gran día está cada vez más cerca, así que ¿por qué no aprovechar ahora la oportunidad de repasar todo lo relacionado con tu parto con tu pareja? Planifique dos rutas de viaje diferentes al hospital y practique para asegurarse de saber cuánto tiempo lleva.

Si no va a tener un parto en casa, verifique si su clase prenatal le dará un recorrido por el hospital. De lo contrario, asegúrese de organizar esto usted mismo y familiarícese con los procedimientos de admisión que deberá realizar cuando comience el trabajo de parto.

Cuanto más preparado esté, más seguro se sentirá una vez que comiencen las contracciones.

Piense en la alimentación: Si bien no es necesario que tome ninguna decisión hasta que llegue su pequeño, vale la pena considerar cómo le gustaría alimentar a su bebé y prepararse leyendo sobre lactancia materna y alimentación con biberón, asegúrese de tener las necesidades, como un pecho Esterilizador de biberones y bomba.

Abastecerse de refrigerios saludables: Es posible que descubras que ya no sientes mucha hambre debido a que tu útero se apodera de tus entrañas. Sin embargo, sigue siendo importante mantener la energía alta, así que pruebe con porciones pequeñas de alimentos saludables.

Esperamos que esta información sobre el embarazo en 32 semanas haya sido de utilidad para ti, si te gusto comparte y no te pierdas más historias en El Blog del Bebé


Deja un comentario